• strict warning: Non-static method view::load() should not be called statically in /home/rutaabierta/www/sites/all/modules/views/views.module on line 906.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_validate() should be compatible with views_handler::options_validate($form, &$form_state) in /home/rutaabierta/www/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 607.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter::options_submit() should be compatible with views_handler::options_submit($form, &$form_state) in /home/rutaabierta/www/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_filter.inc on line 607.
  • strict warning: Declaration of views_handler_filter_boolean_operator::value_validate() should be compatible with views_handler_filter::value_validate($form, &$form_state) in /home/rutaabierta/www/sites/all/modules/views/handlers/views_handler_filter_boolean_operator.inc on line 159.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_style_default::options() should be compatible with views_object::options() in /home/rutaabierta/www/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_style_default.inc on line 24.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_row::options_validate() should be compatible with views_plugin::options_validate(&$form, &$form_state) in /home/rutaabierta/www/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_row.inc on line 134.
  • strict warning: Declaration of views_plugin_row::options_submit() should be compatible with views_plugin::options_submit(&$form, &$form_state) in /home/rutaabierta/www/sites/all/modules/views/plugins/views_plugin_row.inc on line 134.

Uruguay indígena: Ni tan blanco, ni tan Europeo.

Más Información

blog CONACHA http://consejonacioncharrua.blogspot.com/

Facebook Baquadé Hinchalá https://www.facebook.com/ComunidadCharruaBasquadeInchala

Arce Acenjo Darío Nuevos datos sobre el destino de Tacuavé y la hija de Guyunusa www. http://www.unesco.org.uy/shs/fileadmin/templates/shs/archivos/anuario200...

D` Aubeterre L. (2003): Ciudad, discursividad, sentido común e ideología: un enfoque psicosocial de la cotidianidad urbana.

Si en el momento en que llegaron los españoles y portugueses a Latinoamérica ya estábamos los pueblos originarios, Si con ellos venía además un “cargamento” de esclavos africanos de diferentes tribus, los cuales colocaban separados para que no pudieran dialogar en su misma lengua, y así no poder armar un motín. Si con todo el peso de la historia, independiente de los años de imposición económica, cultural y social, Latinoamérica aún no se reconoce afro descendiente, indígena, mestiza, ESTAMOS PERDIDOS.

Algunos países con mayor o menor grado presentan el síndrome del eurocentrismo. Hablar de pueblos originarios, reivindicación de derechos indígenas, es casi una molestia, es más en algunos países como Uruguay es una negación absoluta de su existencia. Tanto el discurso oficial, de las personas que planifican y regulan la urbe, como el discurso público, proveniente de los medios de comunicación y el discurso vivo, el que emerge en las personas (D` Aubeterre L.), nos hablan del pasado Europeo de Uruguay. Cuando se pregunta ¿Dónde están los pueblos originarios? La respuesta mayoritaria es: Se extinguieron, los mataron a todos en Salsipuedes.

La historia de Salsipuedes y de la matanza del pueblo Charrúa, cuenta como a inicios de la república el presidente Fructuoso Rivera convoca en términos pacíficos a los principales caciques Charrúas (el pueblo más combatiente de Uruguay) a sus mujeres e hijos a orillas de un arroyo, (que por los acontecimientos ocurridos toma el nombre de Salsipuedes). Todo con el fin de acribillarlos, y así terminar con el “problema” de los indios indomables para los intereses de la República. Los que sobrevivieron fueron llevados a pie a Montevideo, los hijos separados de las madres, algunos escaparon de la masacre, pero fueron perseguidos por el gobernante de aquella época. Cuatro Charruas, el cacique Vaimaca Peru, el médico sanador Senaqué, el domador de caballos Tacuavé y Guyunusa, la única mujer, fueron llevados a Francia, como objeto de investigación, terminando en un zoológico humano y muertos pocos meses después en el mismo país. En el cautiverio nace una hija de Guyunusa, la cual fallece año y medio después de tuberculosis en Francia. (Arce Acenjo D.). Los cuatro Charrúas fueron recibidos por un científico de la época de nombre Paul Rivet, el cual, producto de la ignorancia y deseoso de llamar la atención de los demás colegas, nombró a los originarios como: los últimos charrúas. De ahí crece el mito.

Es en base a ésta historia, desde donde se niega la existencia del pueblo Charrúa, de lo indígena en Uruguay, desde ahí nace el discurso aprendido de “los mataron a todos”, “venimos de Europa” o mejor dicho “descendimos de los barcos”. Sin embargo, nadie habla de los que escaparon, de los que llegaron a Montevideo, de los que aun practican rituales originarios, ni menos de los descendientes que en la actualidad están organizados. La invisibilización se manifiesta además en los registros sociodemográficos, ya que antes del censo del 2011, el último registro sobre la población charrúa data de 1852, desde esa fecha se dejó de contar a la población Charrúa en Uruguay. En la actualidad hablar de pueblos originarios, de comunidades indígenas organizadas, es un tema nuevo, para la mayoría una pérdida de tiempo, una invención de una nueva identidad (no de moda por supuesto) para otros, algunos otros, una lucha, una reivindicación difícil de lograr, una constante recuperación de la memoria histórica, de su cultura y de sus derechos.

Es así como en afines de los años 80 el pueblo Charrúa se organiza a través de CONACHA (Consejo de la Nación Charrúa) ésta última agrupa a 9 organizaciones: ADENCH y Basquadé Inchalá en Montevideo, Pirí y Timbó Guazú, AQUECHA e Inchalá Guidaí , Guyunusa y Berá y Olimar Pirí en otras provincias. Es en el censo del 2011 donde el 5% de la población se identifica con ascendencia indígena, lo cual es un avance en términos identitarios generales. Sin embargo, al ahondar más en el tema, nuevamente se observa una escisión con los orígenes, ya que el discurso habla de ascendientes, es decir, el discurso sobre “mis padres y/o abuela eran Charrúa”, pero no el yo soy Charrúa, yo soy indígena, yo soy sangre originaria.

En la actualidad Uruguay no ha ratificado el convenio 169 sobre los derechos de los pueblos indígenas y tribales de los países independientes (solo Uruguay, Surinam y las Guyanas no han ratificado el convenio en Latinoamérica). En Uruguay pesa demasiado la construcción identitaria Europea, blanca y colonial, con una fuerte negación a lo originario. Hoy ya no se generan masacres de razas frente a un arroyo, pero si se genera invisibilización total de la historia (la otra historia) y de la presencia del pueblo charrúa en la actualidad.

Sin embargo y como dice la organización CONACHA: "No se puede ocultar la historia enterrándola, porque entonces actúa como una semilla. Más tarde o más temprano se muestra, echa raíces y puede quedarse para siempre, porque la historia solo vive en la luz".

En la actualidad hay pequeñas, pero fuertes organizaciones indígenas que movilizan la causa originaria, desde lo jurídico como la ratificación del convenio, la promulgación de leyes sobre educación intercultural bilingüe o derecho de tierras, hasta lo cultural, como la enseñanza de la cosmovisión, las danzas y cantos.

En Uruguay hay un largo recorrido por andar, lo interesante es que los que se decidieron a recorrer este camino se encuentran organizados, fuertes y conscientes de las dificultades de ser minoría y sobre todo minoría indígena en Uruguay.



Compartir


Comentarios